Blog

¿SE PUEDE REVISAR UNA HERENCIA?

Muchas son las consultas recibidas sobre la posibilidad de pedir la nulidad de un testamento, de una donación o una transferencia de cantidades desde la cuenta del fallecido o incluso de una adjudicación de herencia cuando el fallecido, en todos estos supuestos, padecía una enfermedad mental que le afectaba a la capacidad para regir sus actos. La respuesta es , se puede.

Lo primero que tenemos que saber estos documentos se realizan ante Notario y el Notario emite un juicio sobre la capacidad de quien comparece por ejemplo para hacer su testamento y lo hace constar así en el documento notarial.  Este juicio no es definitivo, y admite prueba que acredite que nuestro familiar no estaba en condiciones mentales para conocer lo que hacía. Ahora bien, se necesita de pruebas que han de ser muy rigurosas dado que el juicio del Notario, aunque no infalible, podría ser modificado por una decisión judicial. 

También nos preguntan frecuentemente sobre la validez de los traspasos y transferencias de dinero de la cuenta del fallecido antes de su fallecimiento con destino a otras cuentas de familiares o terceros.  En estos casos, tendremos que probar que el fallecido no tenía capacidad mental para realizar dichos actos y pedir judicialmente la nulidad de dichas transferencias o traspaso de dinero.

Otra pregunta muy habitual es:

¿De cuanto plazo disponemos para presentar la demanda ante los tribunales? 

La respuesta es que no hay plazo para acudir al Juzgado cuando se trata de la falta de capacidad para realizar dichos actos.

La doctrina del Tribunal Supremo es clara a este respecto, si hablamos de falta de capacidad legal por estar afectado la persona por enfermedad mental u otro proceso que le impida conocer sus actos, es lo mismo que afirmar que el consentimiento nunca existió.  La acción judicial para pedir la nulidad en estos supuestos nunca caduca al basarse en una nulidad de pleno derecho o absoluta.

¿De qué pruebas debemos valernos?  

Esencialmente necesitaremos pruebas médicas como pueda ser el historial clínico del fallecido, informes médicos anteriores a su fallecimiento, tratamientos recibidos y testigos.  Es aconsejable disponer de un informe pericial médico que valore todas las pruebas clínicas y en base a ellas, determine el grado de capacidad o discernimiento de la persona para realizar los actos que se pretender anular.

¿Y qué pasa si se acepté la herencia? 

Si el testamento es declarado nulo por falta de capacidad mental, la adjudicación sería igualmente nula dado de que es una ejecución del testamento y se declararía la nulidad de la adjudicación de la herencia dado que se hizo en base a un testamento nulo.

Para más información:

Comparte:
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
×